Foto: Carlos Choín

Son lectores misteriosos. Deambulan por la Feria del Libro en busca de oyentes que quieran disfrutar de un momento de relax. Dejarse llevar mientras alguien te lee un pasaje elegido al azar puede convertirse en el mejor momento de la tarde. Si no nos crees, búscalos y haz la prueba. 

Un año más, la Asociación Entrelibros participa en la FLG con esta genial iniciativa. Para ellos, la literatura es un instrumento primordial para provocar emociones y conocimiento. Conciben la lectura en voz alta como un don, como una desinteresada forma de ofrecimiento. Donar algo significa pensar en los otros, tomar conciencia de la existencia de un oyente interesado. Leer a otros y con otros establece vínculos afectuosos, reconforta, alienta la amistad. La lectura aparece así como una oportunidad para la escucha y la conversación, para pensar y sentir juntos.